Páginas vistas en total

jueves, 11 de junio de 2015

20 estrategias para mejorar la memoria

Para potenciar la mente y la memoria, el neurólogo Iván Okamoto sugiere un estilo de vida más tranquilo, con alimentación equilibrada, sin vicios y con la práctica regular de ejercicios físicos. Con el paso de los años, el cerebro también va perdiendo su capacidad productiva, y si no se entrena comienza a fallar.

El neurocientífico estadounidense Larry Katz, autor del libro “Mantenga vivo a su
cerebro”, creó la llamada gimnasia “neuróbica”, es decir, una rutina de ejercicios especiales para el cerebro y la mente.


Mente. 20 estrategias para mejorar la memoria
La teoría de Katz se basa en el argumento de que, igual que el cuerpo necesita ejercicios para desarrollarse en forma plena y equilibrada, la mente también necesita de entrenamiento y estimulación.

La neuróbica consiste en la inversión del orden de algunos movimientos comunes en nuestra rutina diaria; ello altera nuestra percepción en la
mente sin por ello alterar nuestra rutina.

El objetivo es ejecutar de forma consciente las acciones que generan reacciones
emocionales y cerebrales. Los ejercicios para la mente incluyen desde leer al revés, hasta saludar al vecino que nunca da los buenos días en el ascensor.El entrenamiento paso a paso

El desafío de la neuróbica es hacer todo lo contrario a los actos automáticos, obligando al
cerebro y a la mente a un esfuerzo adicional.

1- Use el reloj de pulsera en el brazo contrario al que lo usa siempre.

2- Camine de adelante hacia atrás por su casa.

3- Vístase con los ojos cerrados.

4- Estimule el paladar probando comidas diferentes.

5- Lea o vea fotos al revés, concentrándose en detalles en los cuales nunca había reparado.

6- Ponga el reloj ante un espejo para ver la hora al revés.

7- Cambie el ratón de la computadora para el otro lado de la mesa.

8- Escriba o cepíllese los dientes usando la mano izquierda, o la derecha, en caso de ser zurdo.

9- Camino al trabajo, haga un trayecto diferente al habitual.

10- Introduzca pequeños cambios en sus hábitos, transformándolos en desafíos para su
cerebro.

11- Hojee alguna revista y busque una foto que le llame la atención. Luego piense en 25 adjetivos que crea que describen la imagen o tema fotografiado.

12- Cuando vaya a un restaurante, intente identificar los ingredientes que componen el plato elegido, y concéntrese en los sabores más sutiles.

13- Al entrar en un salón muy concurrido, intente calcular cuántos están en el lado derecho y cuántos en el izquierdo. Fíjese en los detalles de la decoración y enumérelos con los ojos cerrados.

14- Seleccione una frase de un
libro e intente formar una frase diferente formando las mismas palabras.

15- Pruebe a jugar algún juego o actividad que nunca antes haya practicado.

16- Compre un rompecabezas e intente encajar las piezas correctas lo más rápido que puedan cronometrando el tiempo. Repita el ejercicio para ver sus progresos en velocidad.

17- Trate de memorizar la lista de la compra.

18- Consulte el diccionario y aprenda una nueva palabra por día, e intente usarlas en sus conversaciones diarias.

19- Escuche las noticias de la radio y la televisión en cuanto se despierte, y más tarde haga una lista con las más importantes.

20- Al
leer una palabra piense en otras cinco que comienzan con la misma letra.

10 trucos para optimizar tu poder mental

La variedad y la curiosidad son dos principios básicos para mantener la agudeza y poder de tu mente a medida que se envejece.

Si todo lo que haces es en “automático”, es hora de acometer un cambio. Cuando puedes hacer el crucigrama hasta con los ojos cerrados, es momento de cambiar a un nuevo reto para poder sacarle el mejor rendimiento a tu
cerebro y a tu mente.

Mantén tu curiosidad sobre el mundo que te rodea, sobre cómo funciona y cómo lo entiendes, así mantendrás a tu
cerebro funcionando a más velocidad y de forma más eficiente.

El Poder de tu Mente
10 trucos para optimizar tu poder mental

6. Romper rutinas.

Nos encantan las rutinas. Tenemos hobbies y pasatiempos que podemos hacer durante horas. Pero cuanto más nos habituamos a una tarea más se convierte en una naturaleza arraigada y menos trabaja nuestro
cerebro al hacerla. Para ayudar de verdad a que tu cerebro se mantenga joven, rétalo. Cambia la ruta hacia el supermercado, usa tu mano contraria para abrir las puertas y cómete primero el postre. Todo esto forzará a tu cerebro a despertarse de sus hábitos y a prestar atención de nuevo.
7. Apréndete los números de teléfono.
Nuestros modernos móviles memorizan todos los números que nos llaman. Nadie ha vuelto a esforzarse en recordar los números de teléfono, pero es una estupenda actividad para ejercitar la
memoria. Apréndete un nuevo número de teléfono cada día.
8. Elegir un nuevo pasatiempo.

Encuentra algo que te cautive, que puedas hacer fácilmente en casa y que no cueste demasiado dinero. Haz fotografías con una cámara digital, aprende a dibujar o a tocar un instrumento, practica nuevos estilos de cocina o escribe. Todas estas son buenas elecciones.

9. Leer libros distintos.
Toma un libro que verse sobre un asunto que te sea completamente novedoso. Lee una novela que transcurra en el antiguo Egipto. Aprende algo de economía. Existen multitud de libros populares excelentes que tocan temas de no-ficción y que además de entretener cumplen el cometido de enseñar un montón de cosas sobre un tema concreto. Conviértete cada semana en un experto en algo nuevo.


Diversifica un poco tus lecturas, abandona los temas que te son familiares. Si normalmente lees libros de historia, pásate a una novela contemporánea. Lee a autores extranjeros, a los clásicos y elige otros al azar. Tu
cerebro no solo se verá beneficiado por tener que trabajar imaginando otros períodos históricos, otras culturas y otras gentes, sino que además obtendrás historias interesantes que contarle a los demás, lo cual te hará pensar y establecer conexiones entre la vida moderna y las palabras.
10. Hacer listas.

Las listas son maravillosas. Hacer listas nos ayuda a asociar unos datos con otros. Haz una lista de los lugares a los que has viajado. Haz una lista de todas las comidas sabrosas que has probado. Haz una lista con los mejores regalos que has recibido. Haz una lista mental diaria para ejercitar a la memoria y para conseguir nuevas conexiones
cerebrales.
El Poder de tu Mente
10 trucos para optimizar tu poder mental

Pero no dependas demasiado de ellas, haz una lista con todo lo que necesitas comprar pero luego trata de no usarla en el supermercado. Usa la lista una vez que hayas metido todos los productos en la cesta simplemente para comprobar tu memoria. Haz lo mismo con tu agenda de quehaceres diarios.

7 hábitos de las mentes altamente creativas


La creatividad es resultado de lo que piensas. La práctica de los hábitos de pensamiento creativo te permite romper la barrera de lo que es inalcanzable.

Mejores habilidades de trabajo independiente, mejores clientes, y la capacidad para superar situaciones difíciles son sólo algunas de las cosas que trae el pensamiento creativo.


Mente. 7 hábitos de las mentes altamente creativas
Según un estudio global realizado por Adobe, "sólo 1 de cada 4 creen que están a la altura de su potencial creativo." Eso es un hecho triste, debido a lo que puede ser realmente posible de alcanzar. Pero ¿cuál es la buena noticia? Profesionales independientes saben lo importante que es la lucha por la creatividad. Además, siempre tenemos la oportunidad de crear.

A veces es posible que seas interrumpido por temas ordinarios, pero las mentes creativas siempre encuentran tiempo para ser creativas.

Si estás atascado en un bache creativo o quieres aprovechar al máximo tu potencial de pensamiento creativo, aquí puedes aprender los hábitos de los pensadores creativos.
1/ Aprende algo nuevo cada día

Hay un hecho simple que necesitas saber para tener éxito para tener la vida que deseas. Vive más allá del espacio cerrado de lo que llamamos vida. Y despierta tu imaginación para que puedas hacer el mejor trabajo posible.
"Todo a nuestro alrededor que nosotros llamamos vida, fue creado por personas no más inteligentes que tú. Y tú puedes construir tus propias cosas. Tú puedes construir tu propia vida en la cual otras personas puedan vivir. Así que construye una vida. No vivas una. Construye una." Steve Jobs

Las mentes creativas no dejan que los logros de los demás afecten a su propia creación de algo extraordinario. Si piensas que no puede hacer algo - escribir una novela, el código de una página web, o hacer un producto que crees que la gente necesitará - piensa de nuevo. Piensa en el hecho de que todo lo que ves en este momento fue creado por alguien. ¿Tienen algún tipo de superpoder?

No. Simplemente son pensadores creativos que practican los hábitos de pensamiento creativo de forma verdadera y apasionada.

Desarrollar la creatividad significa aprender algo nuevo cada día. Ir a la mejor web para aprender en línea, encontrar nuevos tutoriales y artículos publicados diariamente en temas relacionados con tu nicho de trabajo. Tómate tu tiempo entre trabajos o proyectos para adquirir una nueva habilidad. También podría significar experimentar con nuevas técnicas sobre cosas en las que estés trabajando.

Mi amigo es un fotógrafo y recientemente ha comenzando a dibujar. Todos los días se asegura que dibuja algo: un boceto, un concepto, un personaje, cualquier cosa. Lo que me dijo es que cuanto más trabaja, más interesante se vuelve su arte. Las nuevas técnicas y enfoques de líneas de dibujo le ayudan a expandir la creatividad de su trabajo. ¿Sabes qué pasó después? Su fotografía se hizo más interesante.

La creatividad aparece cuando haces el esfuerzo de aprender o intentar algo nuevo cada día. Muy pronto se convertirá en un hábito. Adquiere buenos hábitos creativos y tu mente estará feliz.
2/ Conecta los puntos

Steve Jobs habló de ello en su famoso discurso de graduación. Dijo que la creatividad es simplemente conectarlos puntos. Los pensadores creativos producen ideas por medio de la búsqueda de la relación entre los hechos en datos que por sí mismos son inútiles hasta que se ve la conexión entre ellos.

Cuando veas la conexión entre los hechos, serás capaz de crear algo diferente.

Esto es lo que tus clientes esperan. Incluso si no son conscientes de ello, que realmente van a ti porque te basas en una nueva perspectiva.

El desarrollo de una amplia gama de habilidades es una buena manera de descubrir la conexión de las ideas. Si eres un diseñador web, emplea algún tiempo para aprender otro código que hará mejorar tus diseños. ¿Por qué? Debido a que estás abriendo nuevos espacios de creatividad basados en aspectos técnicos de los que no estabas al tanto. Por ejemplo, es posible que nunca hayas pensado en el diseño de un sitio web con el texto vertical. Pero con un poco de investigación en HTML y CSS has aprendido técnicamente no sólo cómo crear texto vertical con CSS y además abres tu mente a las posibilidades de utilizar el texto vertical para el trabajo de diseño web.

La conexión entre ideas no se produce a menos que explores un poco. Inicia la mejora de tu don natural de las habilidades que se complementan. Los escritores pueden aprender sobre fotografía, los diseñadores, sobre el desarrollo y los desarrolladores, sobre el diseño. Los clientes te agradecerán tu capacidad de ver más allá. Puedes incluso ver algo de lo que no eran conscientes y ofrecerles tu consejo.

jueves, 21 de mayo de 2015

Un coche en Bogotá.

Mira la N.T del Autor del Dibujo.*(2)

No, no soy Paulo Cohelo invadiendo el Blog de Algoritmo Mental. Ni por el titulo me voy a dedicar a la poesía Latino americana. Simple y llanamente que hace poco aprendí una cosa maravillosa en el curso de Super Aprendizaje de la Escuela de la Memoria (Si quieres hacerlo te dejo un codigo promocional que te ahorra 5 cucas: marcogb)y son: Los Acrósticos y Acrónimos.
¿Y que es eso? Pensareis vosotros, muy fácil, según la RAE son:
acróstico, ca.
(Del gr. ἀκροστίχιον, fin de un verso).
1. adj. Dicho de una composición poética: Constituida por versos cuyas letras iniciales, medias o finales forman un vocablo o una frase. U. t. c. s. m.
2. m. Palabra o frase formada con la composición acróstica.
3. m. Pasatiempo que consiste en hallar, según indicaciones dadas, las palabras que colocadas en columna formen con sus iniciales una palabra o frase.

acrónimo.
(Del gr. ἄκρος 'extremo' y -ónimo).
1. m. Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olador) n(o) i(dentificado).
2. m. Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (crédi)to.

Y buscando y pensando encontré dos reglas en el foro de Art Of Memory(Hi Josh!) y las reformulé para que podáis agregarlas a vuestro armamento super secreto(!Espera¡ Si lo hago publico ya no es Super Secreto...Ouch!) de Super Estudiantes.
Y es....S.E.A V.O.G.O.T!
Ok, vale. Mejor que os lo explique. 
S.E.A: Un coche SEAT de Ojos Saltones y Llorosos que Corre Asustado por BOGOTá.
Veo que todavía no lo pilláis.
S.E.A: Sensorial(V.O.G.O.T), Emocional(Divertido, impactante), Acción(Movimiento)
V.O.G.O.T: El orden en que se deben de usar los sentidos para hacer una asociación mnemotécnica muy fuerte en la memoria cuando asociáis dos datos entre sí; Vista, Oído,Gusto, Olfato,Tacto(ordenado de mayor a menor complejidad e impacto. !Pero no debe de faltar ninguno¡)

Y ahora cuando entréis en vuestro Palacio de la Memoria(P.M), cada vez que asociéis algún concepto a un Locii del P.M recordad ...S.E.A V.O.G.O.T!*(1)

N.T del Autor: ningún coche de ninguna marca ha sido asustado en ningún lugar del mundo, todo parecido con la realidad es pura coincidencia.
(1)N.T del autor: podeis resumirlo todo en ¡P.M:S.E.A. V.O.G.O.T! (!Un Policia Militar conduce un Seat de Ojos Saltones y Llorosos Asustado y COrriendo por todo Bogotá¡)
(2)N.T del Autor: El dibujo es creación mia hecha en 5 minutos con una Tableta bamboo Wacom y el software linux de MyPaint. No es el greco pero para expresar lo que quiero decir no te quejes.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Pensar en puertas nos hace olvidar… literalmente

Pensar en puertas nos hace olvidar… literalmente
Imagen: Las puertas ejercen una influencia sobre nuestra memoria [Fuente: Alan Walker]
Autor: Adrian TrigliaFuente: psicología y mente 

Pensar en puertas

Muchas veces ocurre que, al pasar de un sitio a otro, olvidamos lo que íbamos a hacer. Es frecuente que esto ocurra cuando trazamos recorridos a los que ya estamos acostumbrados: ir al trabajo, a la escuela, etc. Nos damos cuenta, así, de que hemos tomado subconscientemente la ruta hacia nuestra oficina cuando en realidad queremos ir a visitar a un amigo, sólo porque ambas rutas comparten el tramo inicial y estamos más acostumbrados a ir hacia el trabajo que a visitar el piso del compañero. Esto se explica porque, al haber pasado tantas veces por el mismo sitio, nuestro cerebro codifica esta ruta como el camino a seguir por defecto, le da al botón del “piloto automático” y, mientras nuestros pies nos llevan tranquilamente por la ruta equivocada, nosotros podemos dedicarnos a pensar en otras cosas más interesantes. Sin embargo, en otras ocasiones nos olvidamos totalmente de lo que íbamos a hacer cuando estamos en nuestra propia casa, un sitio que frecuentamos tanto que no hay una “ruta por defecto”.  En estos casos, lo único que queda en nuestra consciencia es una sensación de haber tenido un objetivo muy claro segundos atrás, un propósito que ya no existe más que como una desorientación inexplicable. Además, como consecuencia de este aturdimiento nos cuesta recapitular mentalmente las acciones que hemos llevado a cabo justo antes de encontrarnos donde estamos y, quizás por eso, no advertimos que lo último que hemos hecho antes de que nuestro destino desapareciera de nuestra mente es… pasar por una puerta.

Secuencias cortadas

Sorprendentemente, la clave de estos pequeños misterios cotidianos podría estar justamente ahí, en las puertas. Existen indicios de que pasar por una influye en nuestros recuerdos de manera inconsciente y que, en realidad, el simple hecho de imaginar que pasamos por una puerta puede causar estos borrones de memoria (Radvansky et al, 2011) (Lawrence & Peterson, 2014). Es decir, que pensar en puertas puede facilitar que olvidemos el hilo conductor de lo que estábamos haciendo. La explicación es problemática, pero podría ser la siguiente: las puertas actúan como divisores de nuestros recuerdos. Quizás por cuestión de rendimiento, nuestro cerebro parte nuestro flujo de experiencias en porciones más pequeñas. En ese sentido, la representación mental de una puerta actuaría como desencadenante de una de estas divisiones ejercidas sobre nuestra mente, cortando inconscientemente la “narración” de los hechos que vamos viviendo. Podemos pensar en estos fragmentos como las tomas cinematográficas que dividen una película cualquiera. De manera fortuita, aspectos importantes a la hora de desarrollar un plan de acción pueden perderse en este proceso de “corte” y no pasar al siguiente fragmento: por eso muchas veces nos levantamos del sofá y terminamos paralizados por la incerteza unos metros más allá.

¿Sólo ocurre al pensar en puertas?

Sin embargo, por esta misma lógica hay otros elementos que pueden tener el mismo efecto sobre nosotros. Por ejemplo, se ha llegado a observar cómo las frases que introducen una discontinuidad temporal producen el mismo efecto. Así, cuando leemos algo parecido a “una semana después…”, nuestra capacidad para asociar recuerdos es menor para aquellos recuerdos que se encuentran a uno y otro lado de esa división temporal si los comparamos con recuerdos que se encuentran en un sólo fragmento (Ezzyat et al, 2010). Es también por este mecanismo de división por lo que es tan fácil tener la necesidad de releer las últimas líneas después de darnos cuenta de que la narración que estamos leyendo ha dado un salto en el tiempo o en el espacio (y, por lo tanto, es diferente a la última que recordamos). La culpa no es del libro, ni tiene por qué ser debido a que  lo que leemos carezca de interés. El responsable de que sucedan estas cosas es el sistema de ensamblaje de recuerdos que opera en nuestro cerebro.
Esto último es interesante porque resalta en carácter simbólico de este proceso. No es que estemos biológicamente predispuestos a olvidar al pensar en puertas, es que este es un efecto secundario de la carga simbólica de estos artefactos. Esto significa que prácticamente cualquier otro fenómeno perceptivo puede producir en nosotros el mismo efecto si subconscientemente le asignamos un significado similar al que suelen tener las puertas. ¿Oyes eso? Son los psicoanalistas, que ya están afilando sus lápices.

Referencias bibliográficas:
  • Ezzyat, Y. y Davachi, L. (2010). What constitutes an episode in episodic memory? Psychological Science, 22(29), pp. 243-252.
  • Lawrence, Z. y Peterson, D. (2014). Mentally walking through doorways causes forgetting: The location updating effect and imagination. Memory, doi:10.1080/09658211.2014.980429
  • Radvansky, G. A., Krawietz, S. A. y Tamplin, A. K. (2010). Walking through doorways causes forgetting: Further explorations. The Quarterly Journal of Experimental Psychology, 64(8), pp. 1632-1645.